Monthly Archives: January 2014

Inauguro este blog para compartir con vosotros mis conocimientos en  frutales y los resultados de algunos de mis ensayos, de una forma fácilmente entendible para todos, sin necesidad de tener conocimientos científico-técnicos previos. Probablemente este blog solo tenga la duración de un año (el ciclo completo de los frutales) y no puedo asegurar que vaya a tener muchas entradas, todo dependerá de lo que me vaya absorbiendo la tesis con el paso del tiempo.

Mi primera entrada se la quiero dedicar a la floración. Primer síntoma visible de que el árbol sale del reposo invernal y de que se han producido unas buenas condiciones de temperatura para que este fenómeno tan vistoso se produzca. Os dejo la foto de una flor de melocotonero que me he encontrado esta mañana en uno de mis ensayos.

Imagen

Lo primero que resulta interesante es saber cómo funciona una flor, qué se necesita para que dé un fruto, por qué son tan bonitas las flores de los frutales.

Empezaré por lo último, son tan bonitas porque necesitan atraer a los insectos (polinización entomófila) para que se produzca la polinización y fecundación que da lugar a la fruta. Si no fuera por las abejas y abejorros, no comeríamos fruta.  Este es uno de los motivos por los que la Unión Europea ha prohibido recientemente el uso de algunos fitosanitarios que afectan a abejas y abejorros. No todos los frutales necesitan de los insectos para su reproducción. El olivo por ejemplo tiene una polinización anemófila, esto significa que es el viento el que difunde el polen necesario para que se produzca la polinización, ese es el motivo por el cual las flores de los olivos no son vistosas o bonitas. El olivo es una especie que me tiene fascinado, su polen es capaz de viajar a través del aire cientos de kilómetros. Un estudio realizado el año pasado en Galicia mostraba que uno de los polen más abundante en el aire era de olivo. ¡Y en Galicia no hay olivos!

Otra pregunta que nos puede surgir es la siguiente: ¿Puede producirse la polinización con polen del mismo árbol? ¿O necesitamos de otro individuo (cultivar o variedad) para que se produzca la polinización? La respuesta es depende… En el caso del melocotonero es una especie autocompatible, no requiere de otro individuo para la polinización. Es como si nosotros nos pudiéramos reproducir sin necesidad de otra  persona, lo cual sería un rollo. Es mejor ser autoincompatible, como lo son el olivo o el ciruelo, necesitan una polinización cruzada, es decir necesitamos de otros árboles para que se produzca la polinización, pero no todas las variedades son compatibles entre si. Estaréis pensado que vaya “gente complicada” estos olivos y ciruelos, pues en realidad son los más inteligentes porque se están asegurando que haya una mayor variabilidad genética lo cual es una ventaja frente a problemas de plagas, enfermedades y otros estreses.

Para terminar no sé si alguna vez os habréis preguntado por qué de vez en cuando nos comemos una naranja que tiene semillas, aunque por lo general la mayoría de naranjas que compramos en el mercado no tienen semillas. Hay algunas especies vegetales como es el caso de la naranja, que son capaces de desarrollar una fruta sin que se haya polinizado y fecundado la flor, esto se conoce como partenocarpia. Por este motivo nos encontramos naranjas sin semillas.

Para terminar os dejo una foto del año pasado, de un ramo de ciruelo con múltiples flores, en uno de mis ensayos.

Imagen